EL NACIONALISMO. CATALUÑA Y LA TRISTEZA

EL NACIONALISMO. CATALUÑA Y LA TRISTEZA

10 Enero, 2016
/ / /

anticapitalismo

 

¿Pero qué es esto?… En el día de hoy, se ha establecido un acuerdo en Cataluña entre la CUP y Junts pel Sí por el que in extremis se han establecido las bases para un gobierno en Cataluña, un gobierno decidido a llevar adelante un proceso de secesión de Cataluña del resto de España, un proceso que según la hoja de ruta establecida durará 18 meses.

No soy independentista ni nacionalista, ni español, ni catalán ni siquiera gallego que es donde están mis orígenes y pienso que me tendría que dar lo mismo, aunque aprecie esa tierra. Ante todo me considero parte de la especie humana en un mundo donde somos unos privilegiados frente a otras especies animales. Y por aquí es, bajo mi punto de vista, por donde puede comenzar un debate más integral. El ser humano se considera superior frente a la naturaleza y, sin embargo, dependemos de ella. Actualmente, es, en cierta medida, una vergüenza, que se sigan haciendo sacrificios de animales en embebidas fiestas llamadas nacionales o locales, que para los que nos concierne es parecida la localidad. Se tiene un total desprecio hacia diferentes especies animales, sobre todas las sacrificadas al consumo humano. El trato que se las da es digno de revisión en el futuro para analizar la barbarie actual.

También es una vergüenza el desprecio que hacemos de la naturaleza y nuestro futuro. Tenemos el cambio climático encima y todavía aplaudimos unos acuerdos irrisorios conseguidos recientemente que no hacen más que seguir protegiendo un tipo de sociedad capitalista y los intereses de Estados poderosos o, peor aún, de grupos financieros y multinacionales.

En todo esto, hoy la CUP, un grupo supuestamente anticapitalista, se vuelve nacionalista y apoya a cierto sector financiero catalán corrupto y capitalista. Siempre he creído que ser anticapitalista es ser antinacionalista, es ser no ya europeo sino más bien ser ciudadano del mundo y en favor de los desfavorecidos del sistema capitalista en el mundo, sean españoles o finlandeses. Es más, los valores que tienen que ver con la esencia del ecologismo son los que podrían guiar este vértice ideológico…

Hoy vemos que no es así. Al final se puede pactar hasta con el diablo y después intentar justificar no sé qué ideal narcisista.

Después de hablar con diversos compañeros y amigos, veo que hay un sentimiento común… Hay cierta tristeza…

¿Dónde están ciertos ideales de izquierdas o anticapitalistas?… ¿Dónde realmente está la solidaridad?… ¿Dónde está cierto reconocimiento, aunque sea poco, hacia lo que ha podido dar el resto del llamado estado español?… ¿Dónde está la declaración de la CUP de qué no se ganó el referéndum puesto que no tenían mayoría en las urnas, aunque sí en el parlamento?… ¿Dónde está la izquierda de Ezquerra?… ¿Dónde está la legalidad?… ¿Dónde está la deuda?… ¿Dónde está el problema del resto de españoles?… ¿Es qué eso no importa?…

En la televisión, veía ayer a una mujer de Convergencia con una sonrisa de oreja a oreja diciendo nos vamos, que los demás no se habían enterado pero que se iban…

Pero, ¿Hacia dónde van? En esa sonrisa y en ese tono se plasmaba entre una posición ingenua que me recordaba a otros tiempos cuando todos vivíamos bajo el yugo de la dictadura franquista y no se plasma que ahora hay algo distinto; y una posición altiva y soberbia.

Me recordaba cuando una vez en un pueblo de Segovia nos pegaron a mí y a mis amigos por un conflicto común (fue un roce al pasar en un bar), pero como no éramos del pueblo nos declararon culpables de sus frustraciones y se desahogaron. Tarde en volver y no me dan muchas ganas de hacerlo. Son las mismas ganas de hablar que tengo ahora con un independentista. Parece que, en realidad, no se puede hablar porque ellos tienen la razón… Es la iluminación narcisista e imaginaria de quién cree que puede encontrar la completud en un nuevo orden basado en el imaginario identitario

Nos sentimos tristes porque nos sentimos un poco dejados por los compañeros de izquierdas de Cataluña.

Estratégicamente podemos considerar el inicio de este proceso como un órdago y ya veremos dónde nos lleva pero nos va a dejar muchas cicatrices… Desde una posición integral, más allá de los estados, más allá del nacionalismo,  nos sentimos heridos y ninguneados. Las cicatrices no se cierran, suelen originar consecuencias no gratas.

 

Todavía veremos la deriva de la situación pero por el momento sólo tenemos por decir: Salud y Suerte!!

 

B.C.

INUPSI

2 Comentarios

  1. Rosa Soler I Vendrell 12 Enero, 2016 3:03 pm

    B.C No conoce Usted, aunque si bien puede decir y opinar. Esta es la grandeza. No conoce Usted la CUP y le sugiero que escuche y lea. No pasará nada con sus antiguas opiniones que seguramente se mantendran aún si no le enfada lo que le escribo, Y vaya por delante que no es mi pretensión.

    He nacido en Catalunya por azar y en el seno de mi família, supongo que por el mismo. Voto a la CUP desde hace años por mis principios, mi cultura, mis vivencias, mi formar parte de algún sitio. Como todos y todas. Normal tirando a curiosa e inquieta. Por lo que me intereso en otros partidos fuera de cualquier bipartidismo que sugiera desigualdad social, distribución abusiva de la riqueza, deshumanidad y poca consciencia social. También soy feminista por defender la igualdad social de los hombres y las mujeres nazcan de dónde nazcan. Por eso soy de la CUP.

    Me interesa el conocimiento y el saber y como bien ha podido comprovar, aún descontrolo cuando leo opiniones” basadas en la iluminación narcicista e imaginaria” , ¿dice usted?. Con mis mayores respetos y con el animo de construir siempre.

    Un saludo

    RS

    Responder
    • B.C. 12 Enero, 2016 6:01 pm

      Por supuesto que no me siento enfadado ni nada de tu mensaje me ha causado irritación… quizás todo lo contrario porque ante todo pienso que nos hace falta diálogo y ello conlleva el escucharnos y aceptar las opiniones de todos…

      Y es ello lo que me lleva a comentar tus palabras. Efectivamente, seguramente no conozco bien la CUP, a pesar de que siempre me causado simpatía por un ideario con el cual puedo sentirme identificado. El sentirme identificado tiene que ver con la búsqueda de identidad, por ello, a pesar de que piense que la identidad puede caer en lo imaginario, la considero importante en la constitución como sujetos de todos nosotros. Cuando comento lo de la iluminación narcisista e imaginaria, no quiero hacer ningún comentario despectivo. Si es ello lo que se ha entendido, pido disculpas. Mi intención era remarcar que si no señalamos el fondo de la cuestión, podemos quedarnos en ese ideal narcisista que a fin de cuentas es tentador y todos buscamos. Un ideal de completud con una cuestión identitaria.

      Bajo mi punto de vista de lo que hay que partir es de que la completud no existe y que cualquier solución peca por algún lado y que la culpa no la tienen otros o el de enfrente. La culpa la tiene que somos seres humanos limitados.

      Hablas de como te sientes identificada con determinado valores que defiende la CUP y son valores con los que yo también puedo sentirme identificado. Mi posición crítica con la CUP es precisamente por eso, porque sus valores los he sentido en segundo lugar, porque lo que se ha transmitido (Y perdona por que esa es la impresión en el resto de España, aunque no sea vuestra pretensión) es que esos valores quedan en segundo lugar al apoyar un proceso nacionalista. Y vuelvo con la tristeza…. Sentimos que la izquierda catalana, aquella con la que nos hemos podido identificar, está ahora en otra cosa, en un proceso independentista, donde se pone en juego un presidente del parlamento que es contrario a esos valores, que es fiel reflejo, o al menos su partido, de políticas ni sociales, ni feministas, sino más bien representantes de un cierto capital burgués.

      Supongo que todo es un proceso y espero que vaya más allá del proceso catalán y que abarque a la desigualdad social a la que nos enfrentamos actualmente en el mundo… Comencemos por España y sigamos borrando las fronteras de los poderosos.

      Un afectuoso saludo,
      B.Cid

      Responder

Poner un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.