PSICOLOGÍA Y MERCADOS FINANCIEROS

PSICOLOGÍA Y MERCADOS FINANCIEROS

3 Noviembre, 2014
/ / /

Psicología y Mercados Financieros

PSICOLOGÍA DEL INVERSOR EN BOLSA

El mercado capitalista nos lleva al riesgo en la inversión financiera… Dentro de este campo, la bolsa es un mercado especialmente  clave. La crisis financiera de 2008 nos recuerda, igual que todas las anteriores, que es necesario ser precavido, que siempre cometemos los mismos errores y que el mundo del capital y de la especulación monetaria no perdona. Además las casas de valores, agencias y analistas que viven de esto, nos transmiten informaciones contradictorias y da la impresión de que, a veces, condicionadas.

Quien se meta en este mundo debe tener claro que se enfrenta a una serie de riesgos derivados de la propia naturaleza de la negociación bursátil….

Aun así estos peligros no son sino la expresión en el exterior del mundo interno del ser humano…el ser humano tiende a ser avaricioso, narcisista y no para de buscar dosis de poder para sentirse potente. El sujeto está cruzado por sus instintos o pulsiones… Quien se meta en este mundo debe tener claro que el mayor riesgo al que se enfrenta, está dentro, en su inconsciente…”la ruina está dentro”.

Un inversor medio, a través de la inversión en bolsa o mercado financiero en general, puede intentar conseguir una cierta tranquilidad económica y una posibilidad de poder, de poder acceder a la gama de ofertas de la sociedad consumista…mas el narcisismo, el pánico y la avidez de poder hace que el sujeto se pierda…En la bolsa, el peligro está en convertir en un juego lo que, en principio era una inversión.

Se trata de un juego donde se apuesta por la potencia del sujeto…la potencia para desarrollar sus pulsiones. El juego implica una excitación…una excitación con tintes sexuales y agresivos…ganar equivale a un orgasmo o al placer que conlleva acabar con un enemigo. Perder significa un castigo por nuestras culpas, sentimos una herida de tipo narcisista.

La excitación lleva a seguir jugando aunque se pierda una y otra vez…el jugador en bolsa tiende a seguir intentando imponer su narcisismo. Se trata de un desafío, una lucha constante para conseguir vencer… ¿vencer a quien? el contrario puede tener varias caras…los tiburones, el consejo de administración, los especuladores o incluso la pareja cuando nos sentimos infravalorados por ella.

No se trata ya de conseguir una rentabilidad aceptable…se trata de un reto que alude a una problemática inconsciente. Lo peor de todo es que, con el paso del tiempo, el sentimiento de culpa va creciendo e inconscientemente el sujeto puede buscar el castigo a través de nuevas pérdidas…”El verdadero jugador forzosamente se queda arruinado con el paso del tiempo”.

Por tanto, es necesario estudiar más como somos. Consideramos extremadamente esclarecedor el aporte que desde el psicoanálisis se nos ha dado para entender el como funcionamos.

El aparato psíquico al que se refiere el psicoanálisis no es una estructura localizable en el cerebro. Se trata de un esquema figurativo, una metáfora incluso, que nos permite explicar el funcionamiento psíquico desde tres perspectivas fundamentales.

– La búsqueda del placer. (Punto de vista económico)

– El inconsciente. (Punto de vista dinámico)

– El yo, el ello y el superyó. (Punto de vista tópico)

Con este recorrido, conseguiremos tener una idea concreta del aparato psíquico y de donde están los peligros de la irracionalidad.

3 Comentarios

  1. Beatriz 1 Diciembre, 2014 3:19 pm

    Considero que es una gran verdad que el peligro está en nosotros mismos. Ya sabemos como son las reglas del juego, ya sabemos que nadie da duros por pesetas pero siempre queremos creer que somos especiales…

    Responder
    • Jaime 1 Diciembre, 2014 3:21 pm

      Si, tienes razón pero la verdad es que si no existieran los tiburones, los grupos de presión, los especuladores, quizás nos iría mejor. Mucha gente sin escrúpulos…

      Responder
      • Beatriz 1 Diciembre, 2014 3:23 pm

        Si no existieran tiburones, especuladores y los grupos de presión, no existiría la bolsa.

        Responder

Poner un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.