SALUD Y ENFERMEDAD

SALUD Y ENFERMEDAD

21 Diciembre, 2017
/ / /

  SALUD Y ENFERMEDAD

Saber dónde está el límite entre la salud y la enfermedad no es tan claro como pudiera parecernos a veces, más si se trata del terreno de lo psíquico. Para aclarar algo de esa frontera, comencemos pensando en el concepto de anomalía. Se trata de un término descriptivo que se refiere a un hecho, a una desviación, a la presencia de algo insólito o desacostumbrado. La anomalía no tiene por qué ser patológica. Pongamos un ejemplo: un anciano está paseando por la playa después de medianoche, de pronto piensa que nunca en su vida se ha bañado por la noche, sin pensárselo dos veces se quita la ropa y se tira al agua. Su mujer que está mirando toda la escena se queda perpleja y piensa “se ha vuelto loco”.  Y ¿Por qué?, tenemos tendencia a diagnosticar la locura a las primeras de cambio. Esta conducta puede resultar sorpresiva y en ese sentido anómala pero no tiene por qué ser, en sí misma, una conducta patológica o enferma.

¿Y lo normal? ¿Qué es lo normal? Al utilizar esta palabra estamos aludiendo a lo que es conforme a la regla, lo que no se inclina a derecha ni izquierda, el famoso centro. Es lo habitual, esto es, el promedio. Se trata en realidad de un término estadístico. Es aquello que de acuerdo con una distribución “normal”, se da con mayor frecuencia. Tiende entonces a ser análogo a lo frecuente; normal entonces puede ser la patología, como por ejemplo el hábito de fumar.

Como se ve, las cosas no son tan claras. Un problema serio es que se le suele dar un juicio de valor a los términos normal y anomalía. Es entonces cuando normal es sinónimo de bueno y justo…se podría decir que esto es una perversión de las cosas… Se simplifican las cosas y se deja que lo bueno y lo malo lo establezcan unas estadísticas. Esta manera de ver las cosas tiene una base sociocultural y en realidad se refiere a la adaptación o desadaptación del sujeto al sistema social. No deja de aludir a prejuicios.

La enfermedad mental no está necesariamente en las conductas fuera de la norma. El límite entre la salud y la enfermedad no es una cuestión estadística. En realidad se trata de dos términos heterogéneos, distintos, la diferencia es cualitativa.

Una cosa más… La salud no es un estado completo de bienestar como se ha señalado desde diferentes definiciones de la OMS. El ser humano no es completo, está marcado por la falta, es imperfecto por definición. La división entre el inconsciente y el consciente es inevitable… Nuestra ruptura con el mundo natural, a través del lenguaje y la cultura, implica un malestar. El Malestar en la cultura al que aludía Freud. La salud tiene más que ver con un equilibrio ético dónde se acepte lo anormal.

J.C.

INUPSI

Poner un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*